Hoy, agradezco por todo lo bueno que he vivido

La frase positiva de esta semana tiene como objetivo practicar y estimular el sentido de agradecimiento, focalizando en las experiencias positivas ya vividas. Esto te ayudará a recordar los buenos momentos compartidos con algunas personas, las gratas sorpresas que hicieron un gran día en el año, así como regalos y buenas noticias que potenciaron el sentirte bien. Con este ejercicio potencias el atender y enfocar en aquello que sumó a tu vida y que te brindó el mantener una actitud de optimismo, motivación y esperanza de que sí vale la pena seguir siendo como eres y luchar por aquello que sueñas. Dichas experiencias vienen a constituir verdaderos bálsamos para el alma, la mente y el corazón, pues te brindan fuerza, coraje y sentido trascendente a tu propósito de vida.

Por otra parte, el hacer este ejercicio de agradecimiento aminora el sentido de carencia y frustración ante malas experiencias o situaciones que generaron perder fuerza y fe en quien eres y lo que quieres.  El ejercicio de agradecer se inspira en el experimento psicológico del vaso con mitad de agua donde se le preguntó a las personas voluntarias si dicho vaso estaba medio lleno o medio vacío. Las personas con un enfoque positivo se inclinaron por creer y afirmar que el vaso estaba medio lleno y no vacío, pese a que ambas opciones eran correctas. No obstante, la diferencia entre los dos grupos de personas era en cómo concebían e interpretaban lo que tenían frente a ellos.

Este ejercicio de agradecer es ideal para quienes tienden a desmoralizarse fácilmente ante los obstáculos, y que les cuesta valorizar sus aciertos y la ayuda que le brindan otras personas para salir adelante, centrándose más en la queja y en los problemas que ver las soluciones u oportunidades que hay a su alrededor para superarlos.

Este ejercicio puedes realizarlo cada fin de mes, trimestre o semestre, cuando estás cumpliendo un nuevo año de vida o cada fin de año calendario. El ejercicio de agradecer es una buena manera de resumir todo lo maravilloso que te sucedió para cambiar positivamente el ánimo y la mirada de abordar la vida, sabiendo que si bien pueden haber sucedido malas experiencias, también hubo otras que te brindaron felicidad, satisfacción, motivación, fuerza moral, apoyo de otros, autorrealización, entre otras emociones o sentimientos positivos.

¿Qué hacer concretamente?

  • Adquiere desde ya la práctica de una agenda de la gratitud. Puedes comprar una agenda o un cuaderno a tu gusto en el que escribas las cosas maravillosas que te suceden en el día. Si es un cuaderno recuerda escribir la fecha en el que el evento positivo te sucedió. Esto te ayudará a tener un registro diario de experiencias positivas que te suceden durante el año. Te sorprenderás de que son muchas experiencias gratas y que por no registrarlas se tienden a olvidar cuando suceden eventos ingratos. Puedes comenzar escribiendo: “Gracias a (nombre persona) por (aquello positivo que te brindó)”. Si te llega un regalo material o dinero no esperado escribe el signo más y el monto que tu crees que vale y luego el nombre de la persona. Por ejemplo: + $1000 Gracias (nombre persona) por regalarme (obsequio específico).
  • Repite la frase positiva tres veces en voz alta, al iniciar y finalizar tu día por un mes. Cada vez que hagas el ejercicio y luego de repetir la frase cierra tus ojos y date un tiempo para recordar y visualizar cada experiencia grata que tuviste ya sea en el año, en el mes o en el día, agradeciendo por ello. Aquí te dejo la frase personalizada para que puedas ejercitarla:

«Hoy, yo (nombre y apellido) agradezco por todo lo bueno que he vivido (opcional: este día, en este mes, en este año).

  • Al finalizar cada año escribe una lista de las experiencias gratas que te sucedieron, quizás un consejo de alguna persona que te ayudó o te dio apoyo, fuerza moral o resolver algo desde otra perspectiva, regalos o premios sorpresas que recibiste, buenas noticias recibidas ya sea en el plano laboral, familiar o personal, etc. Escribe también el nombre de las personas que sumaron positividad a tu vida. Luego de terminar la lista comienza a hacer tu práctica de agradecimiento por cada una de las cosas, eventos y personas que anotaste. Luego haz un registro de la experiencia que tuviste haciendo este ejercicio. ¿Cómo te sientes y qué piensas? ¿Te ayudó el ejercicio a variar tu enfoque? ¿En qué contribuyó concretamente para ti?

Si pese a hacer este ejercicio no logras superar situaciones o experiencias negativas, tiendes igual a deprimirte, sentir frustración, o sentimientos de impotencia, a experimentar rabia u otra suerte de emociones negativas, entonces es tiempo de consultar un profesional especialista en salud mental. Si te decides a dar este paso, puedes dejar tus datos pinchando y llenando el formulario de pre-consulta psicológica, te contestaré lo antes posible para iniciar tu proceso de psicoterapia.

Espero tus comentarios. 

Facebook
LinkedIn
Email
WhatsApp
Tamara Rojas W.

Tamara Rojas W.

Psicóloga, Trasciende Ahora ®

Deja un comentario

¿En qué te puedo ayudar?