El amor cosecha amor

Es importante cultivar este sentimiento para poder superar situaciones difíciles, desafíos y obstáculos que se presentan en la vida. Primeramente es clave gustarse y amarse a sí mismo(a), para valorizar positivamente el quién y cómo eres. El quererse te ayuda a poner límites con personas maltratadoras y el evitar relaciones tóxicas que te hacen sufrir innecesariamente dándoles un fin en tu vida a tiempo.

Amarte también te protege de ti mismo(a) cuando cometes errores o fracasas en algún cometido. Generalmente, cuando tienes dificultades para valorizar positivamente tu ser estás proclive a que surja internamente el auto reproche exagerado que desequilibre tu autoestima y el ánimo ante cualquier traspié. Cuando se activa este «verdugo interno» tu mente se cierra, las emociones se agitan y te tornas duro(a) contigo mismo. Pierdes la flexibilidad y la visión para ver más allá del problema y encontrar los remediales o lo que te permita lograr la calma. En contraste, cuando te amas estas tendencias de culpabilidad pueden ser transformadas en una capacidad de autocrítica constructiva que te ayude a mejorar y hacer los cambios necesarios en tu modo de pensar, decidir y actuar para lograr superar los problemas que afrontas a diario.

Cuando te amas te sientes completo(a) y conforme con tu ser, aceptando tanto tus defectos como tus virtudes. Comienzas entonces a mirar e interpretar la vida diferente, ya no desde lo que te falta o la carencia, sino desde lo próspero de las cosas. Desde ese enfoque entonces desarrollas relaciones con los demás basadas en la aceptación mutua y recíproca, manteniendo el respeto por cómo son, vinculándote desde la sinceridad y transparencia del ser, así como también desde la gratitud en la reciprocidad de los vínculos y la libertad del ser y los otros, que tanto tú como los demás requieren, para evitar dependencias emocionales que puedan ser perjudiciales en la autorrealización de cada uno(a).

El amarte y relacionarte con los demás desde el amor también te ayuda a superar los sufrimientos y dolores del pasado, para darte la oportunidad de reformularte en el presente y crear nuevos caminos de futuro. Asimismo, te ayuda a dejar atrás odios, rencores y resentimientos que solo intoxican tu mente, alma y corazón. Te desapegas de la necesidad de venganza porque alguien te hizo mal y te dedicas a planear y realizar tu misión de vida que es lo que realmente importa.

Cuando te amas también te animas a ti mismo(a) a superar la adversidad, porque te conviertes en tu mejor compañero(a) de viaje en esta vida. No te sientes solo(a), ni tampoco vacío(a). Crees en ti que eres capaz y tienes las suficientes competencias para lograr tus propósitos. Tienes fe y confianza en que todo aquello que pende de ti es realizable y lo que no lo es, buscas las oportunidades que te ayuden a lograrlo u optas por otras alternativas que mejoren tu vida progresivamente.

Cuando aparece el amor de una pareja no descuidas tu ser esencial, tu naturalidad, independencia y relación con otras personas (padres, hermanos, parientes, amigos). Se mantiene una relación horizontal donde ambos llegan a consenso en diversas materias que les interesan sin dominar, ni maltratarse el uno al otro.

Para conectarte con este sentimiento del amor te recomiendo algunas actividades:

  • Siembra y cultiva algún tipo de flor. Esto te ayudará a comprender y captar lo sutil del mismo sentimiento. Convérsale a la plantita todos los días y dile que la amas.
  • Aprovecha las fiestas de fin de año para hacer regalos con sentido pensados para las personas que amas. 
  • Date un tiempo junto a tus seres queridos ya sea antes o después de las cenas de navidad o año nuevo para expresar verbalmente lo que sientes por cada uno(a) de ellos. Si alguien quiere participar de esta actividad es bienvenido(a) a hacer lo mismo que tú. Luego procedan a darse un abrazo si así les nace y se puede.
  • Practica el agradecer a la divinidad acorde a tu creencia por cada día, cada experiencia y por todo lo que te rodea al comenzar y finalizar tu día. Siente al amor en la naturaleza y conéctate como más te nazca hacerlo para sentir esa unión que hay entre ella y tú.
  • Repite la frase tres veces en voz alta, todos los días por al menos 21 días, dos veces al día. «El amor cosecha amor»
  • Piensa y escribe en un papel las características que más te gustan de ti. Luego colócalas en un formato tipo póster y pégalo en un lugar que lo puedas leer a diario para fortalecer tu amor propio. 

Si al hacer estas actividades sigues en desbalance y no logras conectar con este sentimiento, es posible que tengas que asistir a un proceso de psicoterapia. Si es así puedes hacer clic y llenar el formulario de pre-consulta psicológica dejándome tus datos, para luego tomar contacto contigo y organizar el comienzo de tu psicoterapia. 

Espero tus comentarios.

Facebook
LinkedIn
Email
WhatsApp
Tamara Rojas W.

Tamara Rojas W.

Psicóloga, Trasciende Ahora ®

Deja un comentario

¿En qué te puedo ayudar?