A mal tiempo, buena cara

Esta frase te ayuda a recordar que en tiempos difíciles ya sea personal o colectivo la actitud que adoptes es clave para superar aquello que te aqueja. La frase te recuerda que si te esfuerzas con determinación y no te das por vencido ante el primer tropiezo en alcanzar tu sueño o meta, aunque parezca imposible, lo lograrás.

Todos sabemos que la vida no es fácil y que desde que tienes uso de razón, el día a día pone en tu camino situaciones complejas, desafíos, contratiempos y obstáculos. No obstante, cuando tienes claridad de lo que quieres realmente y tienes un propósito definido como por ejemplo una misión de vida, los problemas dejan de serlo y se transforman en experiencias de aprendizaje.

Las decepciones, desilusiones, pérdidas o fracasos pueden ser reinterpretadas como una oportunidad para crecer, si cambias de perspectiva y reflexionas sobre tus modos de pensar, tu toma de decisiones, las acciones que ejecutas, qué rutinas y hábitos realizas. Muchas veces en el diario vivir, las personas actúan de modo automatizado sin detenerse a mirar si lo que hacen propicia o no la realidad que quieren vivir.

Obviamente, cuando ocurren situaciones de desilusión o fracaso, hay un momento en el cual es totalmente válido que des espacio a la expresión del dolor, de desahogar las penas a través del llanto, manifestar la frustración, e incluso experimentar rabia e impotencia, pero también es cierto que luego viene otro tiempo que es el de la recuperación, en el cual retomas tu fuerza interna para continuar tu vida y perseverar en tus sueños. Es sobre este tiempo que la frase “a mal tiempo, buena cara” hace alusión.

En este «segundo tiempo» es donde hay que tomar ventaja para revisar y reflexionar las acciones realizadas y evaluar si requieres reformular aspectos de ti mismo, cambiar hábitos, tomar decisiones y acciones, idear soluciones, buscar oportunidades o replantear las metas primeramente planificadas.

Por esto quiero ahora que te tomes un espacio de introspección personal. Date el tiempo esta semana de efectuar las siguientes sugerencias que te propongo y que te pueden ayudar a tomar una actitud de superación ante la adversidad:

 

  • Dedica un espacio de tu casa o tu oficina para realizar la actividad. Trata de estar sin distracciones. Si es necesario toma unos minutos para relajarte antes de comenzar.
  • Recuerda al menos una situación o experiencia difícil que hayas vivido en el pasado. Registra en un cuaderno y trata de ordenar los hechos sobre cómo surgió el problema y si se superó la experiencia.
  • Teniendo ya la experiencia bien ordenada en sus eventos, pregúntate si las decisiones o acciones que realizaste fueron eficientes para superar la situación. Lo que hayas realizado ¿se relacionaba con tu propósito de vida de alguna manera?
  • Recuerda si hubo alguna persona que te haya brindado algún tipo de ayuda. ¿Cómo te ayudó?
  • Ahora, evalúa qué beneficios te trajo este obstáculo o adversidad a tu vida. Qué aspectos cambiaron en ti para bien y para la realización de tus sueños.
  • Piensa ahora, sí podrías haber hecho algo diferente en esa experiencia pasada. Cierra los ojos y visualiza haber actuado de otro modo, ¿qué podría haber cambiado? Registra las alternativas que surgen de este ejercicio de imaginación.
  • Pregúntate ahora qué aspectos de ti mismo, ya sea decisiones, acciones, actitudes o hábitos podrías modificar y hacer de un modo diferente la próxima vez que estés en una situación similar. Registra tus ideas en tu cuaderno de notas.

Espero que estos breves tips junto al significado que conlleva la frase en su metáfora “A mal tiempo, buena cara” te ayuden a seguir adelante en estos tiempos de dificultad que todos vivimos como colectivo.

Finalmente, te sugiero recordar la frase positiva revisada en este post todos los días durante una semana. Repítela tres veces en voz alta antes de iniciar y después de finalizar tu jornada:

  • “A mal tiempo, buena cara”.
  • “A mal tiempo, buena cara”.
  • “A mal tiempo, buena cara”.

Luego, repasa lo escrito en el ejercicio que te recomendé. Reconoce tus logros frente a esa experiencia pasada y las ayudas que hayas recibido, para darte impulso y motivación a seguir adelante con tus metas y afrontar los desafíos de tu presente de mejor manera. Espero tus comentarios.

Un abrazo, Psicóloga Tamara Rojas Weisser – Trasciende Ahora ® .

¿Necesitas de una Terapia Personalizada?

Facebook
LinkedIn
Email
WhatsApp
Tamara Rojas W.

Tamara Rojas W.

Psicóloga, Trasciende Ahora ®

Deja un comentario

¿En qué te puedo ayudar?