Atrévete a soñar y vivir tus sueños

Muchas personas pasan por la vida sin sueños. Solo sobreviven o viven sorteando los embates que le presenta la vida. Aceptan el primer trabajo que se les ofrece sin mucho pensar si realmente es lo que quieren. Tienden a permanecer en la realidad que les ha tocado vivir a pesar que ésta no los satisfaga ni los autorrealiza. Viven sin buscar cambio alguno. Tienden a distraerse con actividades que le reportan alegrías momentáneas. No buscan mayores desafíos. Optan por el mínimo esfuerzo en la búsqueda de trabajo, de pareja y de metas económicas.

Otros viven de sueños pero no los hacen realidad. Se conforman con la fantasía de vivir en el pensamiento una vida o un mundo que nunca llega a ser real. Tienen su vida dividida entre lo que hacen cotidianamente y sus fantasías de una vida mejor que sólo queda en el pensamiento como un ideal imposible. Estas personas viven frustradas mirando cómo otros realizan sus sueños y pensando que lo que anhelan es imposible de concretar. Piensan que a ellos(ellas) no les toca, ni les viene el vivir sus sueños, porque consideran que no tienen la suerte para lograrlo.

Hay otro tipo de personas que sueñan y tratan de hacer realidad aquello que anhelan. No obstante, se quedan a medio camino cuando las cosas no salen como ellos quieren y terminan derrotados antes de tiempo. Estas personas viven frustradas hablando de la “mala suerte” de su experiencia. Típicamente comentan que lo intentaron pero les fue mal. Al final optaron por un trabajo y una vida que no les satisface, ya que volver a intentar sería una locura porque ya fracasaron y aconsejan a otros a no arriesgar. Optan por decir que es mejor quedarse donde se está, ya que se puede sufrir mucho y terminar peor si tratas de hacer tus sueños realidad.

Hay otras personas en cambio que viven de los sueños de otros. Les gusta ver cómo otras personas realizan sus sueños. Estas personas viven la vida de esa persona realizada, no haciendo nada por sus propias vidas. Estas personas pueden optar por transformarse en colaboradores de quien realiza el sueño ayudando a que ella alcance las estrellas. También pueden configurarse como admiradores, siguiendo la vida y los logros de esta persona que es su referente. Al ser admiradores no piensan que ellos(ellas) también pueden soñar y hacer sus sueños realidad. Otra alternativa es que estas personas podrían desarrollar envidia, tratando de que quien se atrevió a soñar y vivir de sus sueños no logre sus objetivos.

Pero hay un grupo de personas, los «grandes soñadores» que tienen conciencia que para hacer sus sueños realidad deben cambiar su forma de pensar y actuar. Saben que no hay de otra manera para hacerlo. Estas personas tienen claridad de que si renuevan sus patrones mentales, cambiarán su vida. Ya que, el innovar el enfoque personal envuelve la modificación de las propias creencias que si no se cuestionan y transforman tenderán a perpetuar el mismo resultado repetitivo de siempre en su modo de tomar decisiones y ejecutar acciones que derivan en más de lo mismo.

Estas personas son quienes se atreven a soñar y vivir de sus sueños, sabiendo que al optar por este camino deberán preguntarse a sí mismos(as), quiénes son y qué realmente quieren. ¿Por qué? Porque son personas que intuitivamente saben que ellos(ellas) son responsables de la realidad que viven. Para estas personas la mala suerte, accidente o azar no son excusas. Estas personas tampoco endosan a terceros “su destino”. Saben de una u otra manera que ellos(ellas) pueden cambiar su vida si renuevan sus enfoque y actitudes.

Lo anterior se puede ilustrar mediante una revisión de tu propia rutina diaria. ¿Qué haces tú para estar mejor o sentirte bien? ¿Practicas alguna actividad de autocuidado de tu salud física o mental? ¿Si te duele la espalda o el cuello haces elongaciones de la zona para aliviar el malestar, asistes a masajes o a un quiropráctico que te haga sentir mejor? ¿Si tienes problemas de sobrepeso, realizas algún tipo de dieta y actividad física que te ayude a mantener un mejor control del peso? Puede que a lo mejor tienes claro qué debes hacer para cuidar tu salud, pero a lo mejor te quedas sólo en la idea de hacer algo. No te das el tiempo necesario en tu agenda, para realizar aquellas actividades que te darán una mejor calidad de vida y bienestar interno.

¿En qué grupo de personas estás tú? ¿Con quién te identificas? ¿Te consideras parte del grupo de los grandes soñadores? Si es así, ¿lograste hacer realidad tu sueño? Si lo lograste, ¡felicidades!. Sigue adelante. Tu vida, seguramente estará llena de motivación y sabrás afrontar los desafíos y crear caminos que te brinden oportunidades, para seguir consolidando tus anhelos. Si no es así, ¿tienes un sueño?, ¿Qué te ha frenado o impedido soñar y vivir de tus sueños? ¿Has tomado acciones para hacerlos realidad? ¿Qué decisiones y acciones realizaste? ¿Cómo te fue? ¿Qué actitudes propias favorecieron el intentar alcanzar tus metas y cuáles boicotearon el proceso de consolidación final?

Toma un cuaderno y anota las respuestas a estas preguntas. Si al realizar este ejercicio se te dificulta concretarlo o te identificas con los grandes soñadores queriendo vivir tus sueños porque algo dentro de ti te dice que tu destino es otro. Es decir, no estás claro(a) cómo enfocar tus esfuerzos y energías hacia tus metas es quizás tiempo de consultar una orientación profesional. En el caso que tengas claro tu sueño, pero no sabes cómo realizarlo y quieres llevarlo a cabo, sería positivo que invirtieras en ti y en tu sueño a través de una asesoría que te catapulte a dar tu primeros pasos hacia tu cambio de vida. Si te motivas a comenzar este viaje de transformación de tu vida puedes iniciar completando el formulario de pre-consulta psicológica pinchando aquí. Me contactaré lo antes posible contigo para orientarte sobre los pasos a seguir.

Espero tus comentarios.

Facebook
LinkedIn
Email
WhatsApp
Tamara Rojas W.

Tamara Rojas W.

Psicóloga, Trasciende Ahora ®

5 comentarios en «Atrévete a soñar y vivir tus sueños»

Deja un comentario

¿En qué te puedo ayudar?