Respira, sueña, vive y crea

Recuerda siempre estas palabras claves para labrar tu camino en buena salud física y mental. A continuación te comparto mi reflexión respecto a estos términos y cómo enfocarte para lograr un mejor balance interno.

Respira:

Cuidar tu respiración es vital para mantener un idóneo balance interno de todos tus sistemas. En los artículos sobre respiración profunda te he compartido los beneficios de inhalar por la nariz manteniendo un ritmo lento y profundo. Si cuidas de no incurrir en malos hábitos respiratorios ganarás en buena salud y larga vida. Si respiras bien, te sentirás bien, porque reduces significativamente la proclividad al estrés, la ansiedad, las crisis de pánico, el insomnio y que tu mente no pare de pensar, entre otros molestos síntomas. Adquiriendo buenos hábitos de respiración podrás experimentar estados de calma y sosiego. Esto te ayudará a dar claridad a lo que quieres realmente, focalizando en tu camino y misión de vida y no gastando tu energía y tiempo en lo que es irrelevante y no vale la pena.

Sueña:

La segunda palabra clave es soñar. Logrado el equilibrio interno base para poder tener una mente clara y emociones reguladas ante los desafíos diarios, debes comenzar a pensar sobre cuáles son tus sueños. Soñar es importante para darle sentido a tu vida, ya que te trazas objetivos o metas concretas a lograr. Esto te ayuda a estar motivado(a) porque tendrás definido un propósito de vida. Esta misión te ayudará a planificar metas de corto y largo plazo para hacer tus sueños realidad. También te ayudará a organizar las acciones priorizándolas y otorgándoles un tiempo determinado para su diseño y ejecución. Si sigues un plan evitarás caer en la procastinación y no endosarás a otros tus aciertos y desaciertos. Asumirás la responsabilidad que te toca en tu camino hacia tus sueños, tomando tus caídas como lecciones. Estarás más dispuesto(a) a corregir errores que se realicen y optar por planes B o C si las cosas no resultan del modo como lo pensaste originalmente. Estarás  menos expuesto(a) a la contingencia del momento, de modo que no te derrumbes fácilmente al primer obstáculo. Sabrás lo que realmente te hace vibrar positivamente canalizando tus esfuerzos y energía a alcanzar aquello que sueñas. En otras palabras, planificarás tu camino de vida y predeterminarás tu futuro porque sabrás qué quieres ser, hacia dónde vas, y dónde quieres estar. 

Vive:

Vivir es otro concepto significativo para tener en cuenta en el trazar tu camino. Muchas personas solo se dedican a «sobrevivir» el día a día, sin sueños ni calidad de vida. Date pausas, momentos de relajación y de distraer tu mente. Descansa, cuida dormir bien. Una mente relajada ayuda a que la creatividad se manifieste cuando te desconectas de lo que te dedicas por muchas horas en el día a día. El ocio da espacio a que incubes nuevas ideas o pensamientos que te ayudarán a resolver obstáculos. Una mente cansada y estresada no podrá ver oportunidades, ni tomar buenas decisiones, pues está saturada de muchos estímulos. Da un espacio y tiempo para practicar una actividad física. Hacer algún deporte te ayudará a balancear las emociones y subir el ánimo, para seguir con más fuerza y optimismo hacia el logro de tus metas. 

Crea:

La siguiente palabra «crear» es fundamental para hacer posible el destino que anhelas para ti. Vivir de sueños es útil para la motivación. Pero dejar los sueños como tal, te puede generar frustración de un deseo que nunca se hace realidad. No obstante, si concretas tus sueños estos te llevarán a sentirte una persona próspera porque te sentirás autorrealizado(a). El consolidar tus metas te da fuerza y certeza de que tú tienes todas las condiciones y potencial para lograr lo que sea. Te das cuenta que los límites son solo mentales y que puedes alcanzar las estrellas si así te lo propones. Solo recuerda en tu pasado experiencias de éxito que te han brindado más fuerza, más autoestima, más autoconfianza y convicción de que si tú quieres, tú puedes. 

Espero que este artículo te ayude a orientarte en tu propósito de vida. Si estas palabras te resuenan y son aplicadas en tu vida, ¡felicitaciones! Estás bien encaminado(a) en tu proyecto de vida. Pero si te sucede todo lo contrario y  te das cuenta que estás  estresado(a), con mucha ansiedad, vives cansado(a), que tu mente pasa pensando sin parar, tienes muchas preocupaciones que te hacen incluso  desvelarte y experimentas dolores de cuello y espalda, te recomiendo comenzar disminuyendo y controlando estos síntomas. ¿Cómo puede comenzar? Aprendiendo una técnica milenaria que se constituye por muchos expertos en una verdadera medicina preventiva de salud y que tienes al alcance de tu mano: La respiración profunda. Si nunca la has practicado te invito a hacer clic para participar en una mini clase online gratis sobre esta forma de respirar. Esto te facilitará dar tu primer paso para iniciar la regulación, disminución y control de los síntomas que te aquejan.  

Si en tu caso no estás con estrés ni ansiedad, sino que tu problema es que no sabes lo que realmente quieres en tu vida, no tienes un sueño, estás confundido(a) en cuanto qué camino recorrer porque no estás claro(a) sobre tu propósito y misión de vida, entonces déjame tus datos llenando el formulario de pre-consulta psicológica para contactarte y comenzar tu proceso de psicoterapia.

Si pasas ocupado(a) en tus labores y no te das un descanso, claramente es tiempo de hacerlo. De lo contrario, terminarás enfermando y decayendo en salud. La salud es un pilar fundamental para todo lo que somos y lo que somos capaces de hacer. Invertir en ocio no es perder el tiempo, sino cuidar tu calidad de vida y garantizar que todo lo que quieres lo puedas realizar. Por tanto, organiza en tu agenda un espacio y tiempo para practicar alguna actividad física, de esparcimiento o entretenimiento que te desconecte de lo que habitualmente haces. Ojalá que estás actividades puedan ser efectuadas al aire libre y en contacto con la naturaleza.

En el caso que realices las tres primeras palabras claves pero tu obstáculo es que no logras crear o concretar tus sueños es tiempo que los consolides. No obstante, si hay algo que te lo impide es importante que reflexiones sobre ello. Si requieres ayuda para trabajar este punto de forma más profunda y alcanzar este siguiente nivel puedes contactarme dejando tus datos en mi formulario de pre-consulta psicológica, te contactaré lo antes posible para que agendes una sesión conmigo.

Si te ha gustado la reflexión de este artículo espero tus comentarios. 

Facebook
LinkedIn
Email
WhatsApp
Tamara Rojas W.

Tamara Rojas W.

Psicóloga, Trasciende Ahora ®

2 comentarios en «Respira, sueña, vive y crea»

Deja un comentario

¿En qué te puedo ayudar?