Labra y siembra ahora, para un mejor mañana

Como dice la frase de hoy es clave labrar y sembrar hoy, para un mejor mañana. Una metáfora que recuerda la sabiduría del campo. La importancia de preparar la tierra antes de plantar las semillas es clave para que ellas puedan germinar y cosechar grandes frutos de un trabajo y esfuerzo previo. Así también es esencial que tu sacrificio y sufrimiento de tu día a día se conduzcan en metas que tengan un valor intrínseco para tí. Como el agricultor, que condiciona todo su trabajo con una intención clara de sembrar las semillas en pro de cosechar el alimento para sí mismo(a), su familia,  sus animales y otras personas, así tú deberías tener claridad sobre lo que tú eres y cuál es la intención en la que basas tus decisiones y lo que haces diariamente.

¿Qué estás haciendo hoy? ¿Dónde te encuentras? ¿Estás satisfecho(a) con quien eres? ¿Estás conforme con lo logrado hasta ahora? ¿Hay algo que te gustaría cambiar de ti o tu vida actual?

Si tus respuestas a estas preguntas reflejan necesidad de cambios, un presente que no se ajusta a tus sueños, ni a las expectativas que te habías hecho, entonces te invito a un tiempo de reformulación de ti mismo(a).

Quizás piensas que ya es muy tarde para hacer los cambios reales que te lleven a ser y hacer lo que te gustaría. Pero lo cierto es que al contrario siempre estás a tiempo, mientras estés vivo(a), tengas salud, energía y motivación para alcanzar aquello que quieres.

Puede que incluso te autorreproches sobre haber tomado algunas decisiones pasadas. Pero recuerda que si bien el ayer ya no se puede modificar, sí te puede ayudar como lección de vida. Los errores te ayudan a ser más consciente, a revisar y replantear respecto a ciertos contextos y escenarios. Es la oportunidad de detenerse a evaluar qué pasó, por qué estás donde estás y si realmente es lo que esperabas o no. Los fracasos y los errores otorgan la oportunidad de flexibilizarse y reformular el ser, las decisiones y acciones tomadas. Darse el tiempo de revisarlos ayuda a desarrollar las capacidades de reflexión, análisis y autocrítica, evaluando los aciertos y desaciertos de las decisiones y acciones cometidas. Dan la oportunidad para valorar si es posible subsanar algo y recomenzar un cambio venidero.

Por esto el mejor momento para remediar lo hecho y tu sentir actual es ahora, tu presente. Es el único tiempo en el cual puedes cambiar y mejorar el mañana. Si no lo haces hoy ¿cuándo?. El mañana podrías considerarlo de alguna manera ya pre-determinado, pues hay muchos factores y contextos que no penden de ti, pero hay un significativo porcentaje que sí depende de tu libertad de elegir sobre cómo quieres enfocar y abordar los eventos que se te presentan, las decisiones y acciones que ejecutas para sortear, afrontar y resolver los problemas, desafíos y obstáculos.

Por tanto, es altamente decisivo el tomar conciencia y darte cuenta sobre qué estás haciendo hoy, cuál es el fin o propósito de tu existencia, cuál es el rol que quieres jugar en esta vida, y para qué hacer lo que haces o tener lo que tienes. Por qué sigues en ese lugar, trabajo o relación si no te agrada o no te sientes pleno(a). ¿Hay alguna razón que lo justifique y te diga internamente que vale la pena? Si es así, sigue adelante. Si no hay una intención que fundamente tu sacrificio, es tiempo de pensar por qué entonces sigues estando en un estado de incomodidad y desagrado. Para esto sería ideal que consultes un guía espiritual, un coach o un psicoterapeuta para reorientar tu misión de vida. Esto porque tanto tu sentido del ser, el rol que ejerces día a día y las acciones que realizas deben tener una coherencia entre ellas y sostenerse en un motivo mayor que solo sobrevivir.

Es sustancial orientar tu esfuerzo diario hacia un objetivo o sueño en concreto, para experienciar internamente satisfacción, plenitud y autorrealización. De lo contrario, estarás sumido(a) bajo un enfoque de carencia y frustración constante que minará tu motivación y fuerza de voluntad, estimulando incluso la producción de pensamientos y emociones negativas. Todo lo cual podría gradualmente incrementarse hacia una insatisfacción permanente, que sumado a condiciones adversas derivaría al desarrollo de estrés y una crisis de sentido. Incluso, si ese estado y enfoque interno  se mantienen a través del tiempo podría provocar el desarrollo de un trastorno de salud mental.

Labra y siembra hoy, para un mejor mañana, es la frase positiva de esta semana para primeramente reflexionar lo vital que es preparar la condiciones del campo antes de colocar la semilla. En tu caso personal, entonces es esencial saber por ti mismo(a) qué quieres realmente, cuál te gustaría que fuese tu propósito o misión de vida. Segundo, la frase en sí refuerza la importancia de ponerse en acción pero enfocado(a) en cuál es la intención para hacer lo que haces. Por qué y para qué esforzarte día a día y afrontar los retos que se te presentan. ¿El campesino por qué labra la tierra? Para dar las condiciones necesarias que requiere la semilla para germinar y obtener de ella alimentos. Así también debes pensar, para qué trabajo todos los días, cuál es mi propósito que fundamenta el estar aquí haciendo lo que hago. Tercero, la metáfora de la frase positiva indica cuál es la meta o sueño a lograr. El final de la frase señala tu sueño. ¿Cuál es el tuyo? ¿Lo tienes claro? ¿Tienes alguna aspiración que te inspire el estar en acción día a día? ¿Tienes un objetivo que alimente tu mente, alma y corazón para tolerar los incidentes o dilemas que surgen en la contingencia y no perderte en tu camino de vida?

Finalmente te invito a la siguiente actividad para realizar en función de la frase positiva de esta semana. Requerirás los siguientes materiales:

  • Un vaso o recipiente plástico u otro material reciclado como por ejemplo pueden ser los vasos de yogurt u otros. Límpialo antes de usar.
  • Algodón para colocar en el recipiente.
  • Un poco de agua natural.
  • Una semilla. Puede ser de poroto (frijol) o de maravilla u otra de tu gusto y agrado.
  • Un lápiz y un cuaderno de notas.

Fíjate que la luna se encuentre en fase cuarto creciente ya que es la fase ideal para sembrar. Antes de proceder a humedecer el algodón y colocar la semilla en el recipiente para su germinación piensa en tu propósito de vida, qué sueño tienes sobre ti mismo(a). Escribe en un cuaderno para ordenar tus ideas al respecto. Luego procede a pensar dentro de esa misión de vida en un objetivo en concreto que puedas realizar en el corto o mediano plazo. Cuando estés claro(a) con la meta, procede a tomar la semilla entre tus manos y di con convicción la siguiente afirmación:

“Así como planto esta semilla en este recipiente para que germine, crezca y dé su fruto, así yo también inicio la siembra de mi sueño (describirlo o visualizarlo) para que germine y de sus propios frutos realizando estas acciones (mencionarlas) que lo hagan realidad en armonía con el mundo entero”.

 

Ten el cuidado que una vez que la semilla germine colocarle suficiente tierra y a medida que crezca cambiarla a un macetero más grande o a tu jardín a un lugar con espacio para ella. Deberás cuidar el proceso de germinación y crecimiento de tu semilla así como dedicarte a tu sueño chequeando que las acciones planificadas las estás realizando día a día. Con esta actividad llevarás a la práctica la frase positiva comentada en este artículo, donde la plantita será tu compañera y maestra de ruta.

Si tienes dudas o consultas al respecto no dudes en contactarme, encantada te responderé.

Si no tienes claro tu misión o qué quieres realmente de ti y tu vida, puedes ponerte en contacto conmigo para ayudarte en este proceso de orientación, ya sea llenando el formulario de  pre-consulta psicológica que te responderé a la brevedad o, mandándome un mensaje directo al formulario de contacto.

También si es la primera vez que lees mi blog te invito a seguirme a través de mis redes sociales de Facebook e Instagram, para estar al día con estos contenidos de valor y que preparo cada semana pensando en ti, en pro del cuidado promocional y preventivo de tu salud mental.

Finalmente, te invito a suscribirte a mi Canal de Youtube, en donde podrás ver muchos más contenidos de valor.

Espero tus comentarios.

Facebook
LinkedIn
Email
WhatsApp
Tamara Rojas W.

Tamara Rojas W.

Psicóloga, Trasciende Ahora ®

Deja un comentario

¿En qué te puedo ayudar?