Respirar profundo, ¿medicina natural para tu cuerpo y mente?

¿Sabías que tus problemas de estrés, ansiedad, depresión, dolor corporal entre otros síntomas que te aquejan, pueden ser naturalmente intervenidos a voluntad a través del sistema respiratorio, practicando la respiración profunda o diafragmática? ¿Sorprendente no?

De los 13 sistemas que componen el cuerpo humano –entre ellos: Sistema circulatorio, digestivo, endocrino, sexual-reproductivo, muscular, óseo, nervioso, inmunológico, linfático, tegumentario, urinario y sensorial– el único sistema que se puede controlar conscientemente, para reducir en forma directa los síntomas que te referí es el sistema respiratorio.

Si bien cuando haces ejercicios físicos utilizas el sistema óseo-muscular, donde tú decides el ritmo y fuerza de los mismos, el punto de fatiga de ellos no lo controlas. Sin embargo, los entendidos en entrenamiento deportivo saben que el cómo respires es clave, para obtener mejores rendimientos y sacar máximo provecho a tus capacidades físicas.

Algunos estudios refieren que el realizar modificaciones intencionadas en el patrón del ciclo respiratorio puede otorgar múltiples beneficios de salud. De hecho, algunas investigaciones de Occidente focalizadas en respiración profunda, reportan que con solo modificar el ritmo del ciclo de respiración (por un intervalo mínimo de minutos) se pueden obtener efectos inmediatos, como por ejemplo, la disminución de la presión arterial y la regulación de la frecuencia cardiaca. De hecho, algunos aprecian que los beneficios son bastante similares a los exhibidos en técnicas como la relajación muscular progresiva o el entrenamiento autógeno.

Asimismo dichos estudios mencionan que, si estos ejercicios de respiración se repiten a diario cubriendo un intervalo mínimo de tiempo en semanas consecutivas sin interrupción, los beneficios pueden proliferar exponencialmente afectando positivamente no solo la totalidad multisistémica del cuerpo, sino que también la regulación de las emociones (ansiedad) y los pensamientos. En otras palabras, los estudios científicos han acumulado evidencia interesante que esta técnica milenaria –desarrollada por las culturas orientales– exhibe efectos beneficiosos para la salud física, mental y emocional de las personas.

Acorde a lo anterior, el mantener un entrenamiento sostenido a través del tiempo del respirar lenta y profundamente, se constituye en una verdadera medicina natural que todos tienen al alcance de la mano. No requiere la intervención de terceros, ni la ingesta de sustancias. Solo depende de cada persona decidir si quiere disponer un espacio de tiempo en su agenda, para aplicar estas técnicas de respiración diariamente.

Modificar intencionadamente los tiempos para inhalar aire a través de la nariz, sostener el aire en los pulmones, y luego exhalarlo a través de la nariz o boca es una acción que genera una verdadera reacción en cadena a nivel interno del organismo. Si bien hay varias versiones en estas técnicas del patrón respiratorio, de acuerdo al tiempo que se establece entre la inhalación, retención de aire y exhalación, como la respiración pranayama, la respiración 1-3 o la del ciclo 5-5-5 por mencionar algunas, el punto relevante de todas ellas es que persiguen el mismo objetivo: Activar la relajación del organismo en su totalidad.

Por lo tanto y acorde a la evidencia científica, el realizar diariamente una respiración correcta, profunda y lenta influye en la regulación de los demás sistemas del cuerpo humano generando múltiples beneficios entre los cuales destacan:

  • Mejor absorción del oxígeno que se transporta en la sangre, que ayuda a nutrir todas las células de tu cuerpo y mantener este combustible a tono, para una máxima eficiencia de todos los sistemas.
  • El sistema endocrino se ordena y reduce la producción del cortisol, hormona del estrés, como también la disminución de la adrenalina, y aumenta la producción de endorfinas con efecto de relajación a nivel general.
  • Se regula y estabiliza la presión arterial, bajando los riesgos de salud de tu corazón y sistema circulatorio general.
  • Aumenta la eficiencia y funcionamiento del sistema inmune, encargado de defender tu cuerpo de diversos agentes patógenos.
  • A nivel del sistema nervioso central se calma la sobreproducción de pensamientos, mejora la concentración, memoria, aprendizaje y ayuda a mejorar la calidad del sueño.
  • Al generarse la sedación natural, el sistema muscular se relaja reduciéndose el dolor de espalda y cuello, entre otras zonas corporales en tensión.
  • A nivel sexual, el efecto sedante de las endorfinas mejora tu libido, pudiendo recuperar una mejor experiencia íntima con tu pareja.
  • A nivel digestivo, puedes procesar mejor los alimentos y disminuir los problemas de colon y estreñimiento.

En resumen, la respiración profunda se puede considerar una medicina natural para sanar tu cuerpo, mente y corazón. La decisión ahora es tuya si quieres prevenir y mantener tu cuerpo y mente sanos y en equilibrio. 

Espero que esta información te sea útil para que te decidas a iniciar un entrenamiento constante y diario de la práctica de respiración profunda. 

Espero tus comentarios.

 

Referencias:

  • Bertran, P. (n.d.) Los 13 sistemas del cuerpo humano y sus funciones. Revisado en: medicoplus.com/medicina-general/sistemas-cuerpo-humano
  • Cea, J., González-Pinto, A., y Cabo, O. (2015, Marzo) Efectos de la respiración controlada sobre síntomas de estrés y ansiedad en una población de 55 a 65 años. Estudio piloto. Gerokomos, 26(1), 18-22. Doi: https://dx.doi.org/10.4321/S1134-928X2015000100005
  • Labrador, F. J., De Arce, F., & Florit, A. (1996). Entrenamiento en respiración frente a entrenamiento en relajación: Diferencias en medidas psicofisiológicas. Análisis y modificación de conducta, 22(81), 93-104.
Facebook
LinkedIn
Email
WhatsApp
Tamara Rojas W.

Tamara Rojas W.

Psicóloga, Trasciende Ahora ®

Deja un comentario

¿En qué te puedo ayudar?