Respira bien, para sentirte bien

Esta semana me centraré en la importancia y lo positivo que es respirar bien para sentirse bien. La mayoría de las personas no toman mucha atención sobre cómo respiran. Esto porque el respirar es una función tan automatizada del cuerpo que sucede en forma ininterrumpida sin descanso y pausa. El respirar es claramente una función 24/7. Por esta razón, sólo se toma conciencia de esta función corporal cuando se obstruyen las vías respiratorias como cuando se padecen alergias o resfríos, entre otros motivos.

Según estudios recopilados por Nestor, J. (2021), el 90% de los norteamericanos respiran incorrectamente y el 40% de dicha población sufren algún tipo de obstrucción nasal crónica. La mitad de ellos, comenta este autor, respiran a través de la boca. Me pregunté cuál sería la prevalencia en Chile al respecto. Empecé a revisar si existirían artículos chilenos asociados a este tema navegando por internet. Me encontré con al menos dos artículos nacionales sobre el tema. En ambos se menciona que aproximadamente el 25% de la población infanto-adolescente chilena, entre 3 a 14 años, respira por la boca y que el 50% de estos niños lo hacen más por mal hábito que por problemas estructurales o cuadros agudos o crónicos. En cuanto a la población adulta, no encontré investigaciones chilenas accesibles vía online, pero presumo que la prevalencia podría ser similar a los datos norteamericanos.

Seguramente te preguntarás ¿en qué se puede relacionar respirar por la boca con la salud mental y el sentirte bien? Te sorprenderás. Los artículos chilenos revisados coinciden con los estudios norteamericanos compilados (Nestor, J., 2021). El respirar por la boca o realizar una respiración mixta de tipo buco-nasal, no sólo perjudica tu salud física con cambios anatomo-fisiológicos que agravan o causan enfermedades crónicas, sino también afecta negativamente tu salud mental.

Entre las principales alteraciones psicológicas que se manifiestan por respirar en forma incorrecta están el experimentar síntomas tales como:

  • Aumento del estado de estrés.
  • Alteraciones del sueño (insomnio).
  • Afectación de las competencias intelectuales como la capacidad de aprendizaje, la memoria, la atención y concentración.
  • Cansancio crónico.
  • Trastornos del ánimo como la depresión e irritabilidad.
  • Algunos cuadros de déficit atencional.
  • Disminución notoria del rendimiento de tipo escolar, laboral y deportivo, entre otros.

Si a esto se agrega que la mayoría de las personas, como tú o yo, tienden a realizar a diario una respiración corta, superficial y sin foco, que genera proclividad para desarrollar cuadros de ansiedad (revisa pinchando aquí ¿Estás respirando correctamente?), el respirar de modo incorrecto claramente sería dispararte a los propios pies. La mayoría de los expertos sobre el modo de respirar convergen en que si bien existen variadas formas de respirar, es claro que la manera de respirar que se adopte a diario repercutirá directamente en tu salud general. Por esto si respiras bien — por la nariz — prevendrás el que tu organismo caiga en una espiral de deterioro progresivo de tu salud física y mental.

Esta semana te invito entonces a auto-mirar el cómo respiras. Cuando estés haciendo tu rutina diaria observa e identifica por cual vía tiendes a hacerlo — la nariz o la boca — o si tienes un patrón mixto buco-nasal. Cuando estés hablando y tomes aire para continuar expresando tus ideas, si te sorprendes a ti mismo(a) aspirando por la boca, detente, para de hablar y corrige inmediatamente inhalando y exhalando por la nariz, luego continúa tu conversación. Si estás haciendo ejercicio y comienzas a jadear comenzando a respirar por la boca, detente y date un descanso para volver a respirar por la nariz. En cualquier momento del día que tomes conciencia de que estás respirando por la boca, corrige inmediatamente tu respiración inhalando y exhalando por la nariz para corregir el mal hábito y luego continúa en tu quehacer.

Si definitivamente te das cuenta que respiras bastante por la boca o tienes un patrón buco-nasal, refuerza este cambio de mal hábito por el correcto con la frase que a continuación te sugiero. Repite tres veces en voz alta o mentalmente la siguiente frase personalizada, para intencionar tu voluntad y decisión de cambio. Replícala al iniciar y finalizar tu día, y cada vez que te recuerdes durante tu jornada de actividades o cuando te “pilles” respirando del modo incorrecto:

  • “Hoy, yo (nombre y apellido) cuido el cómo respiro, por lo que de ahora en adelante respiro bien, para sentirme bien”.

Luego de repetir la frase procede a inhalar y exhalar profundamente por la nariz al menos tres veces para reforzar el cambio de hábito. Repite cada vez que te sorprendas respirando por la boca.

No obstante, si tu caso corresponde a que tienes un patrón respiratorio incorrecto por efecto de adenoides, lesiones de tabique nasal u otro tipo de obstrucciones por causas anatómicas, es tiempo que asistas a un profesional de las áreas dentales u otorrinolaringología, para ver opciones de corrección y tratamiento.

Si te ha gustado este artículo y quieres leer más sobre los beneficios de la respiración nasal y profunda pincha aquí (Respirar profundo: ¿Medicina para tu cuerpo…?).

¿Quieres avanzar a un siguiente nivel de ejercicio de respiración? Revisa el siguiente artículo de frases positivas, pincha aquí (Hoy respiro y me enfoco en el silencio).

¿Quieres practicar técnicas de respiración que te ayuden a mejorar tu calidad de vida, tu salud física y mental y escalar un nivel más en tu mejoría? Entonces te invito a iniciar tu viaje de cambio y transformación participando en una mini clase gratuita de respiración profunda pincha a continuación http://www.trasciendeahora.com/landing/

Espero tus comentarios.

Referencias:

  • Clinica Las Condes (2017, enero, 6). Causas y consecuencias de respirar por la boca. Recuperado desde https://www.clinicalascondes.cl/BLOG/Listado/Otorrinolaringologia/Causas-y-consecuencias-de-respirar-por-la-boca
  • Friedländer Clínica dental.com (n.d.). Respirar por la boca, las causas, consecuencias y tratamientos en la edad infantil. Recuperado desde https://www.clinicafriedlander.com/respirar-por-la-boca/
  • Gacitúa Cartes, P., Zárate Piffardi, M., Rojas Donaire, J., & Reveco Padilla, C. (2020). Características principales del síndrome del respirador bucal. RECIAMUC, 4(1), 346-354. doi:10.26820/reciamuc/4.(1).enero.2020.346-354
  • Nestor, J. (2021). Respira: La nueva ciencia de un arte olvidado. Santiago, Chile. Editorial Planeta Chilena S.A.
  • Ramírez, M., y Silva, R. (n.d). Anda niña cierra la boca! El problema del respirador bucal. Recuperado desde https://medicina.uc.cl/publicacion/anda-nina-cierra-la-boca%C2%85-el-problema-del-respirador-bucal/
Facebook
LinkedIn
Email
WhatsApp
Picture of Tamara Rojas W.

Tamara Rojas W.

Psicóloga, Trasciende Ahora ®

Deja un comentario

¿En qué te puedo ayudar?